El Instituto de Biomecánica trabaja en mejorar la comunicación de las personas con parálisis cerebral

El Instituto de Biomecánica trabaja en mejorar la comunicación de las personas con parálisis cerebral

El Instituto de Biomecánica (IBV) participó el 20 de junio en Bruselas en la reunión de revisión del proyecto ABC, una iniciativa europea que persigue desarrollar un novedoso sistema cerebro-ordenador para potenciar las capacidades cognitivas de las personas con parálisis cerebral desde su infancia, mejorando la comunicación con su entorno y la expresión de emociones.

La parálisis cerebral afecta a 1,5 personas de cada mil en España, siendo la primera causa de discapacidad en la infancia.

La dificultad de establecer relaciones con el entorno dificulta seriamente el desarrollo cognitivo y emocional de este colectivo de personas. Un sistema que facilite estos aspectos puede tener un gran impacto en su calidad de vida y potenciará su independencia, aumentando sus capacidades de comunicación, aprendizaje y relaciones sociales.

En este marco, el sistema ABC está desarrollando junto con las personas afectadas y sus cuidadores, interfaces cerebro-ordenador constituidas principalmente por 4 módulos independientes basados en los últimos avances en procesamiento de señales neuronales, comunicación aumentada asistida por ordenador y monitorización de bioseñales.

El resultado del proyecto, que podría estar disponible a finales de 2014, será un prototipo funcional del sistema ABC validado y operativo en entornos de la vida real. Las dos pymes participantes en esta iniciativa facilitarán la transición de los prototipos resultantes de la investigación hasta su comercialización.

La estructura modular del sistema ABC y la independencia de sus componentes incrementará su potencial comercial más allá de las personas afectadas de parálisis cerebral. Combinaciones diferentes de los módulos podrían ser integradas en otros productos asistenciales aplicables a personas con esclerosis múltiple o cuadriplejia. Es más, los módulos ABC (tanto combinados como independientes) tienen potencial de integración en la cadena de aplicaciones que se benefician de las capacidades aumentadas como pueden ser juegos, teleformación, seguridad laboral o asistencia a la conducción, entre otras.

Con una duración de tres años, el proyecto ABC está cofinanciado por la Unión Europea mediante el VII Programa Marco, a través de la convocatoria FP7-ICT-2011 call 7.

Junto al Instituto de Biomecánica, coordinador de la iniciativa, participan las siguientes entidades: Instituto Fraunhofer de Tecnologías de la Información aplicadas, el grupo de Bioingeniería del CSIC, el Laboratorio BCI de la Universidad Tecnológica de Graz, el Instituto de Fisiología Médica y Neurobiología del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tübingen, la Fondazione Santa Lucia, la Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral (AVAPACE) y las pymes PLUX Engenharia de Biosensores LDA y Technaid S.L. (esta última una spin-off del CSIC).