El IBV colabora en el diseño de nuevas ortesis para la reducción del temblor esencial.

  • Imprimir
El IBV colabora en el diseño de nuevas ortesis para la reducción del temblor esencial.

El Instituto de Biomecánica (IBV) acudió el día 04 de Julio en Melton Mowbray (UK) a la tercera reunión de revisión del proyecto TREMEND, una iniciativa europea que persigue desarrollar un novedoso dispositivo para la reducción de temblor esencial, que permita incrementar la independencia de las personas afectadas por esta patología.

En Europa más del 2% de las personas mayores de 40 años (más de 4 millones de personas) padecen temblor esencial. Esta patología es trastorno neurológico progresivo cuyo síntoma más característico es el temblor de los brazos que aparece durante los movimientos voluntarios, como comer o escribir. Este síntoma afecta en más del 90% de los pacientes a las manos, dificultando sus actividades de la vida diaria, como comer o escribir, y reduciendo por tanto drásticamente su calidad de vida.

El papel del Instituto de Biomecánica en el proyecto TREMEND es el modelado biomecánico del temblor, el apoyo al diseño ortésico y la valoración de los productos que se desarrollan. Asimismo, como centro de referencia en el desarrollo de metodologías de diseño orientado por las personas, el IBV analizará las necesidades de los pacientes con temblor esencial para aplicarlas en el proceso de diseño.

El proyecto TREM-END es la continuación de una investigación iniciada en 2002 con el proyecto DRIFTS, en un esfuerzo para que los resultados de aquella iniciativa se aproximen a un producto real en el mercado.

Asimismo, TREM-END es complementario a otra línea en la que está trabajando en la actualidad el Instituto de Biomecánica con el proyecto TREMOR, en el sentido de que explora otra alternativa distinta para suprimir el temblor de manos y brazos característicos de enfermedades como el Parkinson y el Temblor Esencial

TREM-END es un proyecto de Investigación en Beneficio de las Pymes, de dos años de duración, cofinanciado por la Comisión Europea a través del VII Programa Marco. Junto a EMO y al Instituto de Biomecánica, en esta iniciativa también participan el centro tecnológico inglés ISRI, la Fundación Investigación Hospital General Universitario (FIHGU) y las pymes CULTRARO (Italia) y OKO (Francia).

Proyecto financiado por la Comisión Europea a través del VII Programa Marco, PROGRAMA CAPACIDADES (Investigación para el beneficio de las pymes)