El IBV presenta una herramienta informática para evaluar objetivamente la reincorporación al trabajo de un paciente

El IBV presenta una herramienta informática para evaluar objetivamente la reincorporación al trabajo de un paciente

 

El Instituto de Biomecánica (IBV) presenta esta tarde NedLabor/IBV, una nueva aplicación informática que permite a las mutuas de accidentes laborales y a los equipos de valoración de incapacidades determinar de forma objetiva si un paciente puede reincorporarse a su puesto de trabajo tras un periodo de incapacidad transitoria por una lesión del sistema músculo-esquelético.

Esta es una de las novedades dadas a conocer a los más de 300 expertos de todo el país que se reúnen hoy y mañana en las VI Jornadas de Valoración Funcional organizadas por el IBV en Valencia en el marco del certamen ORPROTEC.

El director de Rehabilitación y Autonomía Personal del IBV, Ignacio Bermejo, ha explicado que "la aplicación presentada hoy combina una herramienta TIC con un simulador de requisitos de puestos de trabajo que, junto al laboratorio de valoración funcional del IBV, permite a los profesionales dedicados a este campo realizar de forma autónoma evaluaciones objetivas de sus pacientes”.

“De esta forma se puede determinar si el paciente está en condiciones de reincorporarse al trabajo tras haber sufrido una lesión músculo-esquelética o hay que plantearse la incapacidad permanente”, señala Ignacio Bermejo.

La incapacidad laboral transitoria genera cada año en España costes socioeconómicos que superan los 6.000 millones de euros en gastos directos, si se suman los indirectos (gastos por suplencias de bajas o descenso de la productividad) la cifra puede llegar a duplicarse, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Si hablamos de costes por incapacidad permanente, la cifra puede ascender a más de 18.000 millones de euros.

Las principales lesiones o trastornos músculo-esqueléticos que provocan baja laboral son las lumbalgias, seguido de las cervicalgias, las patologías de miembro superior (principalmente de hombro), la rodilla y otros traumatismos de las extremidades inferiores.

Asimismo durante las Jornadas de Valoración Funcional del IBV se va a presentar un nuevo sistema de fotogrametría que permite digitalizar las imágenes obtenidas por las cámaras de forma automática.

Las técnicas biomecánicas de Valoración Funcional permiten objetivar, mediante la comparación con bases de datos de normalidad, los síntomas subjetivos que presentan patologías como la lumbalgia, las lesiones de rodilla, los problemas de equilibrio o la cervicalgia. Los especialistas médicos encuentran en estas técnicas una herramienta útil para valorar las alteraciones funcionales de la columna lumbar o cervical y contribuir a encuadrar estos síntomas en su verdadera dimensión médica.

Las jornadas se han consolidado a nivel nacional como un referente para médicos -especialistas en rehabilitación, otorrinolaringología, medicina evaluadora y traumatología, principalmente- y otros profesionales procedentes de hospitales, mutuas de accidentes laborales, compañías de seguros, clínicas privadas y diferentes estamentos de la Administración sanitaria de toda España.