Taller de innovación CVIDA sobre detección precoz y gestión de la fragilidad

Taller de innovación CVIDA sobre detección precoz y gestión de la fragilidad

Promovido por la asociación CVIDA y celebrado en la sede del IBV se ha celebrado un encuentro de expertos para abordar el problema de la fragilidad.

La fragilidad es una condición clínica en la que existe un mayor riesgo de discapacidad, morbilidad y mortalidad. Las personas frágiles necesitan una atención simultánea, coordinada y estable, lo que lleva implícito una mayor demanda de recursos socio-sanitarios.

La Asociación para el Cuidado de la Calidad de Vida (CVIDA), a través de la celebración de un taller de innovación persigue la creación de un foro de debate, con participación de todos los agentes, que permita identificar nuevas fórmulas para hacer frente al reto social que plantea la fragilidad.

A pesar de los esfuerzos realizados por los especialistas, todavía no existe un método consensuado para valorar y gestionar la fragilidad que pueda implantarse en los centros asistenciales de atención primaria o residencias.

cvida FRAGILIDAD cartel w

Diversos estudios analizan el impacto que tiene la fragilidad en las personas mayores en términos de factor de predicción de determinadas situaciones. En concreto, se estima que una persona mayor en situación de fragilidad frente a una persona no frágil tiene un riesgo de mortalidad 5,5 veces mayor, un riesgo de nueva discapacidad 2,5 veces mayor y un riesgo de pérdida de movilidad 2,7 veces mayor.

Las caídas son una causa importante de discapacidad en las personas mayores y, a su vez, uno de los desenlaces adversos de la fragilidad. Se estima que aproximadamente un 30% de las personas mayores de 65 años y un 50% de las mayores de 80 años se caen al menos una vez al año. Asimismo, un 70% de estas caídas en personas mayores tienen consecuencias clínicas como fracturas, heridas, esguinces, etc.

Cabe resaltar que, además, las caídas representan también un elevado coste para el sistema sanitario. Concretamente una de las consecuencias más graves es la fractura de cadera, que viene causada en un 90% de los casos por una caída y que se estima supone unos costes de 8.365’- euros de media por paciente.

Por todo ello, el objetivo principal del encuentro pretende poner de manifiesto las dificultades y oportunidades que rodean a la fragilidad y, en concreto, a las caídas, así como la viabilidad práctica de determinadas aproximaciones innovadoras dirigidas a la optimización y diferenciación de los servicios responsables de su gestión.