El IBV presenta FallSkip durante el Día Mundial de la Fisioterapia

El IBV presenta FallSkip durante el Día Mundial de la Fisioterapia

Jornada organizada en Valdepeñas el pasado 21 de septiembre por el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha (COFICAM)

El técnico y fisioterapeuta del Instituto de Biomecánica (IBV), Salvador Pitarch, participó con la ponencia Valoración del riesgo de caídas en personas mayores mediante sensores portables de valoración biomecánica en la que presentó el dispositivo FallSkip durante la jornada organizada por COFICAM en Valdepeñas con motivo del Día Mundial de la Fisioterapia.

La ponencia se centró principalmente en exponer la utilidad de la biomecánica y la posibilidad del uso de nuevas tecnologías en la valoración funcional de las personas. En este sentido, Pitarch expuso tanto los  aspectos relevantes de la biomecánica y sus técnicas instrumentales para la valoración funcional de las personas; así como las principales aplicaciones dentro del campo de la fisioterapia. Dentro estos contendidos se hizo mención a las propiedades de los instrumentos de medida en cuanto a validez, fiabilidad y usabilidad de sus resultados y procedimientos.

Además, explicó las funcionalidades del innovador desarrollo del IBV, el sistema Fallskip,  quer permite obtener un índice del riesgo de caída de las personas mayores sencillo y fiable. 

Fallskipse basa en un protocolo clínico a partir de una modificación del test Time up & Go (TUG) con el fin de obtener este índice del riesgo de caída. El índice se elabora a partir de registros biomecánicos que definen un modelo de clasificación del riesgo de caída. Este modelo se basa en el patrón de marcha, equilibrio, potencia muscular, así como en variables temporales.

El sistema de valoración FallSkip se compone de un sistema de registro basado en Android y un protocolo de medida especialmente diseñado para la valoración del riesgo de caída.

La prueba se desarrolla en cuatro fases consecutivas con una duración de un minuto: el dispositivo de medida, ubicado en la zona lumbar del paciente, registra las aceleraciones generadas por el movimiento del paciente a lo largo de la prueba.

A partir de la aceleración medida, el sistema calcula las variables biomecánicas asociadas al riesgo de caídas: el equilibrio, la marcha, la capacidad de sentarse y levantarse y el tiempo de reacción ante un estímulo sonoro.
FallSkip realiza una valoración global, combinando el resultado de la prueba biomecánica.

En la actualidad existe una tendencia de envejecimiento de la población mundial, especialmente acusada en Europa y particularmente en España. Este aumento de la población mayor de 65 años implica un incremento en el número de caídas, para las que FallSkip quiere hacer frente. Según la OMS, las estrategias de prevención a adoptar por los sistemas de salud deben dirigirse a la identificación de los factores de riesgo, ya que uno de cada tres adultos mayores sufre al menos una caída al año, constituyendo uno de los principales síndromes geriátricos y suponiendo la segunda causa mundial de muerte accidental o no intencional.

En España, se calcula 30% de las personas mayores de 65 años y un 50% de las mayores de 80 años se caen al menos una vez al año. La mayoría de estas caídas tiene consecuencias clínicas como la fractura de cadera, cuyo coste medio del alta por paciente es de 8.365€, lo que supone millones de euros en gasto sanitario. En el mundo, 60.000 personas mayores mueren cada año como consecuencias de las caídas y, según la OMS, cada 11 segundos se atiende a una persona mayor en urgencias como consecuencia de las caídas. 

Más información en http://fallskip.com/